Ir al contenido principal

Gaigher + Penn

Más espacio y seguridad para ampliar su gama de productos

Gaigher + Penn, una empresa especializada en materiales de construcción para tejados y fachadas con sede en el norte de Múnich, ha sustituido las estanterías que utilizaba anteriormente, parcialmente autosoldadas, por un sistema de estanterías profesional de OHRA. Gracias a su capacidad de carga, las estanterías cantiléver no solo brindan una mayor capacidad de almacenamiento, sino también mucha más seguridad para sus empleados. Además, la estructura integrada del techo protege la mercancía de las inclemencias del tiempo. El nuevo sistema de estanterías también permitió a la empresa crear espacio en la nave existente para una amplia variedad de chapas, lo que subraya su pretensión de ser un proveedor de gama completa en el sector de los tejados y las fachadas.

Antigua estantería de chapa plegada con brazos no ajustables en altura
Los brazos de las anteriores estanterías de palés eran de chapa plegada. Aunque este diseño es barato, es susceptible de sufrir golpes y choques, que pueden producirse fácilmente, por ejemplo, durante el almacenamiento y la recogida con una carretilla elevadora. Esto provoca rápidamente daños permanentes en los brazos de chapa, lo que puede poner en peligro la capacidad de carga de la estantería y hacer que ésta se deforme. Al tratarse de una obra de construcción propia, tampoco era posible especificar una carga exacta en las estanterías, y no se disponía de las pertinentes y obligatorias etiquetas de carga. Por lo tanto, la planta ya no cumplía los requisitos de seguridad y salud laboral de Gaigher + Penn. La construcción parcialmente autosoldada también resultó ser demasiado inflexible para la amplia gama de artículos del minorista, ya que no permitía ajustar la altura de los niveles de almacenamiento.

Los perfiles de acero macizo garantizan una estabilidad duradera
En el nuevo sistema de estanterías de OHRA, todos los elementos portantes están formados por perfiles de acero macizo laminado en caliente. En caso de producirse impactos, simplemente se recuperan y conservan su gran capacidad de carga de forma permanente. También permiten un diseño delgado, la base para un almacenamiento compacto en un espacio reducido. Con una altura vertical de unos 6.500 milímetros, las estanterías ofrecen cuatro niveles de almacenamiento (incluyendo el nivel inferior). Los brazos cantiléver de 1.200 milímetros de longitud pueden soportar hasta 1.200 kilogramos y están suspendidos de forma flexible para poder modificar la altura de los niveles de almacenamiento en cualquier momento y sin herramientas. Los brazos cantiléver están equipados con soportes de rejilla (trámex)  y permiten así un almacenamiento continuo sin obstaculos: Gaigher + Penn puede así almacenar listones en las estanterías de forma muy versátil, así como chapas o diversos artículos más pequeños. Un techo de unos 3 metros de profundidad, sostenido por las columnas de la estantería, protege la mercancía de las inclemencias del tiempo.

Más artículos en el mismo espacio
Gaigher + Penn instaló un total de cinco lineales de estanterías de 18 metros de largo. Permiten almacenar muchos más artículos en el mismo espacio que las antiguas estanterías. Esto también permitió a la empresa crear más espacio en la antigua nave existente: Gaigher + Penn lo utilizó para otras estanterías OHRA destinadas al almacenamiento de productos de chapa. De este modo, el distribuidor especializado ha podido ampliar su gama de productos con artículos para todos las necesidades de la fontanería.

Sobre Gaigher + Penn:
Fundada en 1908, Gaigher + Penn es hoy un proveedor de toda la gama de productos de alta calidad para cubiertas y fachadas. La empresa familiar, con sede en Múnich, emplea actualmente a diez personas y genera un volumen de negocio de 5 millones de euros.


Galería